El Día Europeo de las Lenguas se celebra todos los años el 26 de septiembre como homenaje a la diversidad lingüística del continente, con más de 200 lenguas propias de las cuales 24 son oficiales de la Unión Europea y 60 son regionales o minoritarias, además de hablarse muchos más idiomas procedentes de otras partes del mundo.

Se viene celebrando desde el 2001, y en él se hace una llamada especial a más de 800 millones de europeos a que se animen a aprender otras lenguas, a cualquier edad. Además, este día es una ocasión especial para:

  • Sensibilizar sobre la gran variedad de lenguas que caracteriza a Europa.
  • Promover la riqueza de la diversidad lingüística y cultural de Europa, que debemos preservar y potenciar
  • Promover el aprendizaje permanente de lenguas tanto dentro como fuera de la escuela, ya sea con el propósito de realizar estudios, intercambios, por necesidades profesionales, movilidad o placer.
  • Favorecer la comunicación y entendimiento entre culturas.