Los efectos de la crisis económica son cada día más evidentes, algo que, por ejemplo, se está notando de manera creciente en el economato de Cáritas. Este servicio de reparto de alimentos puesto en marcha por Cáritas Alcoy  atiende ya a más de 400 familias.

Todo esto ha obligado a Cáritas Alcoy a efectuar captaciones de donativos extraordinarias, con el fin de poder financiar este incremento de demanda y efectuar aportaciones especiales, por ejemplo en Navidades, en meses de mucho frío con la recogida de butano…

En estos momentos, nos piden ayuda para conseguir recaudar 7000 litros  de leche para poder abastecer  a las familias durante los próximos dos meses, ya que, por ejemplo, una familia de cuatro personas necesita un pack de 6 litros de leche a la semana.

Hay que tener en cuenta que la leche es un alimento básico, de ahí la importancia de esta campaña.