Desde la materia de Psicología nos hemos atrevido a realizar una práctica de estudio del encéfalo a partir del un cerebro de cerdo. Al principio con un poco de aprensión, pero después ha resultado una práctica muy interesante.

De esta manera hemos podido identificar varias partes y nos hemos dado cuenta de la complejidad y vulnerabilidad de nuestra cabeza.

Una manera práctica de visualizar lo aprendido en clase.