Con el Adviento comenzamos el nuevo año litúrgico, llega un tiempo para volver a nacer en lo genuino de nuestra vida y nuestro ser. Llega un tiempo para despertar y renacer en el desafío de la vida desde la alegría de la llegada de Jesús de Nazaret. Llega un tiempo para caer en la virtud y en la raíz de nuestros pasos y seguir volviendo al sentido de nuestro camino.

Por eso, en La Salle ponemos en marcha nuestra campaña #CaminoDeTuCorazón, con la que durante estos días, hasta Navidad, buscamos acompañar en una reflexión distinta a la comunidad educativa que nos sostiene, porque la vida es experiencia y opción, y hay que ir marcando cuáles son los principios que sostienen nuestras decisiones y acciones, desde dónde defendemos la raíz de nuestra vida y nuestras ideas, siempre, tal y como acoge nuestro carisma institucional, en comunión, en armonía y junto a los que buscan vivir desde un mismo corazón para seguir siendo brotes de esperanza.

#CaminoDeTuCorazón, que a partir de este 1 de diciembre encontrarás en nuestras redes sociales, plantea cinco itinerarios de reflexión que invitan a que cada uno trace su propio camino, cinco ámbitos que el Adviento nos anima a explorar para crecer y vivir.

  • Valores humanos: trabajamos la definición de ciertos valores claves para este tiempo. Hacer de las buenas palabras tendencia y de las buenas definiciones puntos de encuentro.
  • Huellas vivas: trabajadores incansables por construir un mejor contexto social. Que no pasen en la memoria de los jóvenes el recuerdo de estas vidas.
  • Conflictos armados: origen, causa y consecuencia del desencuentro humano. Cada día, en cada frontera, en cada exilio en cada vida perdida, hay un rostro de Dios.
  • Medio ambiente: pongamos en un primer plano al mundo y a los recursos que nos sostienen. que aprendamos a discernir como el deseo humano nos lleva a desproteger nuestra propia casa, la casa de todos.
  • Comunidad solidaria: en el centro, siempre, la persona. Todo lo demás viene por añadido. Y tenemos que hacer que los espacios que se mueven por la dignidad, la justicia y la libertad estén siempre en portada. Un cambio desde la persona hasta el pueblo.

Vive el Adviento y comparte cada itinerario para entre todos construir un mundo mejor desde la reflexión.