Si cada año la celebración de la graduación de 2ºBAC siempre resulta emotiva, la de este año ha sido especialmente emocionante por las circunstancias en que se ha desarrollado.

El COVID19 nos ha obligado a quedarnos en casa y no poder terminar el curso como nos hubiera gustado. Pero eso no ha sido un impedimento para poder tener una ceremonia que sin ninguna duda pasará a la historia.

Fue una sensación extraña, diferente, cada uno conectado desde su casa, pero a la vez todos en la de todos.

Y no podían faltar las palabras de Marc, nuestro director, agradecido por haber formado parte junto con todo el claustro de Infantil hasta Bachillerato de vuestra educación, de vuestras vidas. Bea, miembro del AMPA, deseando buena suerte a todos ellos. Y como invitada especial, contamos con Joana Mª Cunill, directora de Red de Centros La Salle Valencia-Palma, que les deseó mucha suerte en la nueva etapa y que siempre se sientan miembros de La Salle.

A continuación, Alba, María y Diego, autores de la orla, nos explicaron a todos su diseño. Pero sin ninguna duda, el momento más especial y emotivo para todos fue cuando Leti pidió a las familias un poco de la “magia” paternal. Cada familia tenía en casa la beca y la insignia y por una vez, fueron los padres los encargados de colocar esta beca y esta insignia. Ninguno podrá olvidar este momento tan especial para un padre y una madre, poder tener el honor de ponerle a tu hijo o hija la beca de finalista y la insignia del colegio.

Para terminar, todos los presentes brindamos por ellos, los protagonistas del acto: nuestros alumnos y alumnas.

Solo queda añadir que desde estas líneas os deseamos todo lo mejor que la vida os pueda ofrecer a partir de aquí. Grandes sueños os esperan, nuevas experiencias, otros compañeros, otros profesores… pero recordad que esta será siempre vuestra familia, vuestra CASA.

Nos sentimos orgullosos de vosotros. ¡¡ENHORABUENA!!